Ojos que nos ven : Bizco Pardal

En esta sección queremos dar a conocer entre los ecijanos las impresiones de los amigos que nos visitan, las cosas que más les sorprenden y que nosotros, los astigitanos, tenemos tan asumidas que a veces nos pasan desapercibidas.

Y con mucho cariño nuestro deseo es estrenarla dedicándole unas palabras a este humorista y a sus chistes, que siempre evocan nuestra infancia, especialmente junto a los abuelos.

Y es que, la mayoría de los grupos que proceden de Sevilla capital y también algunos de Córdoba, al pasar por la calle Bizco Pardal, nuestra callejuela del “cojo”, antigua Moleros, se quedan muy sorprendidos de la existencia real de este personaje. Y muchos de los que saben que fue un personaje real, creían erroneamente que nació en la capital hispalense.

Calle Bizco Pardal
Calle Bizco Pardal

Muchos recuerdan sus chistes, anécdotas, la referencia a los abuelos como los contadores de estos chascarrillos es constante, pero, curiosamente, casi todos afirman que pensaban que nunca existió, que era un personaje legendario o inventado.

Nosotros, los guías les explicamos que nació en Écija pero residió en Sevilla, en el barrio de la Alameda de Hércules y mostramos su placa y añadimos alguna referencia a su vida. Además intentamos contar algún chiste o animar a alguien que lo haga.

Juan Manuel Rivero, en un excelente artículo publicado en  Écija Digital bajo el título  El Bizco Pardal y Joselito, nos anima a defender y valorar esta parte de nuestro patrimonio cultural,  que a veces queda en segundo plano frente al monumental.  Desde Ecitur siempre ponemos nuestro granito de arena para difundir todos los aspectos culturales de la ciudad.

Si queréis saber más sobre José Ramón García Pardal os animamos a leer estos artículos:

Él ya citado de Juan Manuel Rivero :

ecijadigital.es/la-fragua-el-bisco-pardal-y-joselito-juan-manuel-rivero/

Y este de Paco Muñoz:

http://notascordobesas.blogspot.com.es/2013/05/bizco-pardal.html

Y no podemos terminar sin escribir uno de sus chistes:

Era monaguillo y el cura le dio dinero para comprar una imagen de la virgen para ponerla en un altar. Se gastó el dinero en vino y con lo que quedaba compró una de chocolate. La puso en el altar y con el calor se derritió. A la pregunta del cura de qué dónde estaba la virgen, le contestó: Anda pues se ha cagado y se ha ido.

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s